Baja California, un estado joven de historia,
dinámico presente y gran futuro
 

Localizado al noroeste de México. Baja California es un estado conformado por mexicanos que han sabido transformar al desierto en valles agrícolas, los vapores de la tierra en electricidad, han podido llevar, mediante una red de acueductos, agua suficiente a los municipios del estado, han sabido establecer una actitud positiva hacia el crecimiento.

Baja California, tiene cada vez mayor presencia internacional. Esto se debe principalmente a su excelente ubicación, sus recursos naturales e infraestructura de sus municipios, a su combatividad y liderazgo como estado; y a sus habitantes que muestran siempre una actitud positiva hacia el trabajo.

Todas estas características convierten a Baja California en una zona altamente atractiva para los inversionistas y visitantes de todo el mundo.

Cuenta con 253 kilómetros de frontera con California - el estado más rico del mundo con quien tiene 6 cruces fronterizos para tráfico terrestre y el estado de Arizona. Baja California tiene más de 1,500 kilómetros de agradables costas, dos mares, excelentes tierras para cultivo, infraestructura y buenas comunicaciones. Se enlaza al sistema ferroviario multimodal de Estado Unidos, que conecta al este con el oeste de ese país y de ahí vía marítima a Europa y el mundo. También, forma parte de la importante zona de intercambio comercial conocida como la Cuenca del Pacífico.

Esta integrada políticamente por cinco municipios: Mexicali, la Capital del Estado, que sobresale por su base industrial y agrícola; Tijuana, que destaca por su dinámica industria maquiladora, el comercio y los servicios; Ensenada, con el principal puerto en el estado, es además, el municipio de mayor extensión territorial y tiene gran potencial para la pesca, agroindustria y minería; Tecate es reconocido por su industria cervecera y turismo de descanso, y Playas de Rosarito, un importante destino turístico del estado que sobresale por sus agradables playas. Baja California está compuesto por una población que rebasa los dos millones de habitantes, la mitad provenientes de distintos estado del país. Es una comunidad conformada, en su mayoría por gente joven, el 76% de la población es menor de 34 años de edad - gente dinámica, dispuesta a trabajar y convivir armónicamente. En el contexto nacional, Baja California es de los estados con mayor ingreso per capita, mayor nivel de educación y salud. Tiene 10 instituciones de nivel superior; y cuenta con una de las comunidades científicas más reconocidas dentro y fuera del país.

En el panorama económico, Baja California se caracteriza por la diversidad de sus sectores productivos, que han aprovechado la apertura económica y legislación promocional de apoyo a la actividad productiva.

El sector exporta exitosamente a todo el mundo: hortalizas, algodón, frutas y flores cultivadas en los valles de Mexicali y de la zona costa del estado. Además se ha convertido en un importante centro productor de lácteos y cárnicos. Sobresale en este sector la producción de vinos reconocidos nacional e internacionalmente.

La pesca y acuacultura, de Baja California está dedicada principalmente, a la captura del atún, sardina, abulón y langosta; ha desarrollado sistemas controlados para el cultivo de especies como: ostión, bagre y mejillón. En la industria, existe una importante planta productiva principalmente en: alimentos y bebidas, vidrio, papel, muebles y artículos de madera, automotriz, fundición, cemento y maquiladora. En los últimos años la industria maquiladora, ha sido un detonador económico para el estado, convirtiéndose éste en el principal receptor de maquiladoras en el país, con más de 700 plantas provenientes en su mayoría de Estados Unidos y Asia. Destacan la eléctrica, electrónica, metalmecánica , productos de madera, plástico, vidrio y contención de prendas de vestir. Contar con gran diversidad de procesos industriales ha permitido implementar el concepto de encadenamiento industrial por sector, integrando nuevas áreas de desarrollo.

El turismo es un sector que ocupa un lugar significativo en la economía estatal. La infraestructura turística, así como la calidad de los servicios al turista han contribuido su acelerado desarrollo. La ruta turística Tijuana-Rosarito-Ensenada en la zona costa, San Felipe y Los Algodones en el municipio de Mexicali reciben año con año miles de turistas que arriban de California, Nevada y Arizona y vienen a disfrutar de las excelentes playas y practicar diversos deportes acuáticos.

El comercio y servicio han incrementado su actividad al aprovechar las ventajas que los regímenes arancelarios diseñados para esta zona fronteriza, ofrecen. Baja California es el líder entre los estado del Noroeste del país en el número de centros comerciales.

Prácticamente están establecidas todas las grandes cadenas de tiendas de autoservicio en México.

La minería, es una actividad aún joven en nuestro estado, pero con gran potencial de crecimiento por los yacimientos de minerales metálicos y no metálicos existentes que ya, han atraído importantes inversiones para ese sector. Baja California ha tenido una vocación tradicional hacia el comercio exterior por la libertad de comercio que prevalece y se adapta a los patrones productivos de nivel internacional.

Esta actividad cotidiana en nuestro estado, ha desarrollado un experimentado sector empresarial siempre dispuesto a coinvertir en los distintos sectores productivos.

En Baja California, la disponibilidad de agua potable y electricidad está garantizada. Las principales ciudades del estado cuentan con 45 grandes y modernos parques y centros industriales. Es la puerta de entrada a los grandes mercados de Norteamérica y forma parte de la Cuenca del Pacífico. Ofrece beneficios y ventajas competitivas para el éxito de los proyectos de inversión. Presenta muchas oportunidades para aquellos que buscan progreso.

Encontramos que las ciudades de Baja California tienen características peculiares que las diferencian unas de otras: Mexicali, capital de la entidad ubicada en un valle agrícola, Tijuana, comercial y turística, inmediata a una importante área del país vecina. Ensenada puerto de altura, con atracción también para el turismo por estar en una amplia bahía y Tecate, la más pequeña, asentada en una cañada y con inclinación hacia la industria. O sea que tanto sus funciones urbanas como sus ambientes ecológicos son muy distintos entre sí. Inclusive, en lo que ve a éstos, llama la atención que a pesar de que están bastante cerca uno de otros, son muy variados pues junto al valle desértico está la cañada o la bahía de ambiente mediterráneo, con su clima, flora y color muy distintos. lo que es particularmente atractivo.

Desde otro ángulo, son ciudades jóvenes, pues como ya hemos visto, surgieron a principios de este siglo o cuando más a fines del anterior. No son como muchas de las poblaciones del interior del país, que datan de la Época Colonial y algunas se remontan hasta la Prehispánica. De las de aquí sólo Ensenada acaba de cumplir apenas un siglo, a las demás todavía les falta algo para ello y tratándose de ciudades eso significa indiscutiblemente juventud.

Caracteriza también a la población bajacaliforniana el estar asentada a lo largo de la Línea Divisoria Internacional, concentrándose en Ensenada y Rosarito - que están próxima a ella - y en Mexicali, Tijuana y Tecate, que colindan directamente con los Estados Unidos. En esa angosta franja se concentra cerca del 90 % del total de habitantes de la entidad. Eso además da por resultado que dicho alto porcentaje de la población sea urbana, lo que constituye otra diferencia respecto de un considerable número de estados de la República, que tienen una población preponderadamente rural.

Por otra parte, en virtud de encontrarse en proceso de formación, Baja California es una sociedad más abierta que la mayoría de las del altiplano, que por su antigüedad o por la forma de su economía, presenta círculos bastantes cerrados, que controlan los principales aspectos económicos, de toma de decisiones y de prestigio social. Cabe señalar que en la entidad en general existe un amplio sector que goza de un satisfactorio nivel de vida y que da la tónica al ambiente. Esto se sobrepone a las ostentaciones de riqueza y a los extremos de miseria, que lamentablemente son característicos de otras latitudes. El desenvolverse entre iguales se refleja en la manera de ser del bajacaliforniano, que actúa en forma llana y franca.

Refirámonos ahora a la imagen que hay de Baja California en el resto del país. En ocasiones se le visualiza adecuadamente, pero con frecuencia se le distorsiona. Una de las distorsiones consiste en creer que por ser frontera tiene un débil sentido de mexicanidad. Y el error estriba en tener un concepto estrecho de los mexicano. Por una especie de centrismo se piensa en el estilo de mexicanidad del altiplano del país y todo los que no concuerda con él se considera ajenos o postizo. Pero lo cierto es que hay una serie de matices de lo mexicano, en las costas, en las diversas regiones norteñas y dentro de esa amplia gama, los bajacalifornianos somos unos de esos matices: somos mexicanos de frontera.

Datos obtenidos del Gobierno de Baja California:

Para mayor información visitar la página del Estado.